Cómo sellar con pistola

Los sellos de lacre son una forma estupenda de dar un toque extra de elegancia a cualquier detalle. Existen diferentes modalidades de lacre, y la pistola termofusible es la opción más rápida para fundir y lacrar. 

A continuación compartimos contigo consejos que te serán muy útiles y te permitirán obtener el mejor resultado a la hora de sellar.

Necesitarás:

-barras de lacre (al menos un par)

-una pistola termofusible

-un vaso con hielo

-un paño de tela

Si es tu primera vez te recomendamos practicar un par de veces antes de empezar a sellar el material.

Primero, inserta la barra de lacre en la pistola y deja que se derrita durante 3 minutos aprox. Luego, aprieta el gatillo y acompaña la barra con el dedo, para dispensar un círculo de cera de 2,5 cm sobre la superficie que deseas lacrar. Coloca el sello de lacre sobre la cera y deja que se enfríe durante 5-10 segundos. Retira suavemente el sello, y si se pega, déjalo enfriar por más tiempo.

Cuando la barra se vaya consumiendo necesitarás introducir otra para que haga presión y el lacre continúe saliendo con normalidad.

Si el lacre está burbujeando significa que el lacre se ha sobrecalentado. Apaga la pistola y sigue trabajando hasta que se enfríe. Cuando te cueste apretar el gatillo, vuelve a enchufar la pistola.

Para mejores resultados, recomendamos enfriar el sello en hielo entre cada sellado.

 

Para cambiar el color de la barra de lacre, primero introduce una barra de silicona  transparente y fundela toda para eliminar el color. A continuación, inserta una nueva barra de otro color y aprieta el gatillo para empujar el pegamento hasta que dispense sólo lacre. Aunque recomendamos invertir en una pistola de cera selladora para cada color que utilice si cambia de color.

 

Ver sellos de lacre