Artesanía con Javier Sánchez Medina

MI TALLER SOY YO, ES EL LUGAR DONDE CREO, ME INSPIRO Y QUE COMPARTO CON LA GENTE QUE QUIERO. Viajamos hasta la vieja carpintería donde hoy se encuentra el taller de Javier Sánchez Medina, para conversar con él sobre artesanía, oficios rescatados y arte.

Desde que llegué a Madrid he vivido en Malasaña, y ésta era la zona que me gustaba para mi taller. Surgió entonces la posibilidad de hacerme con este viejo local, que era una antigua cochera que estuvo años cerrada, y en la que luego trabajó un carpintero. He transformado por completo el espacio: la obra del techo, las puertas recuperadas, las cristaleras, las letras del exterior… Mucha gente piensa que el local siempre fue igual, que lleva muchos años así, y eso me gusta. Esa apariencia de local con solera con un exterior recuperado es intencionada”.
         

 

    

 

Javier Sánchez Medina trabaja el mimbre y ratán para crear piezas únicas que se han convertido en verdaderas obras de arte. Nos cuenta cómo llegó a dedicarse a esto: “Lo de «ser espartero», cuando comencé le sonaba a mi familia y amigos a una locura abocada al fracaso pero quería revisar mis orígenes, volver al principio de todo, y darle mi propia interpretación. No tengo antepasados artesanos, pero sí veía a mi abuelo con las sillas de enea, y además por alguna razón los oficios casi desaparecidos de mi tierra han estado siempre muy presentes en mí.

 

 

Familiarizados con la satisfacción que produce el trabajo artesanal le preguntamos a Javier qué emociones le evoca trabajar con sus propias manos. “Me produce una enorme satisfacción, crear con nuestras manos nos ayuda a conocernos a nosotros mismos y nos hace mejores personas. El trabajo con nuestras manos nos obliga a alejarnos del ritmo acelerado del mundo en el que vivimos, y de los estímulos externos y nos ayuda a acercarnos a quién somos realmente”.

Los lugares a los que viaja, el cine, la fotografía son su fuente de inspiración... pero sobre todo cualquier artesano que lucha, en cualquier parte de su país, a fin de que las tradiciones no se olviden. “Me inspira Juan cuando me enseña la técnica de cestería que ha estado aplicando 40 años. Me encanta ver su cara de orgullo cuando le muestro cómo con una técnica que él me ha enseñado he hecho otro objeto”.

 

   

Todas las piezas pasan por su manos y son únicas. Nos inquieta conocer cómo es ese proceso creativo. “Creo que, sobre todo en nuestros días,  en la artesanía en proceso creativo comienza en la mente del artesano y no en sus manos, sobre todo como "autor" del proceso, comenzando por pensar, explorar, considerar, y estar en conexión directa con los materiales que voy a utilizar para crear esa obra”.

Esperamos que esta charla os haya gustado tanto como a nosotros.

 

Descubre más